¿La pasta de dientes de tu hijo debe tener FLÚOR?

Guadalupe Camacho · 20 junio, 2018

Una especialista te dice cómo cuidar adecuadamente los dientes de tus hijos.

Una de las preguntas frecuentes de los papás que comienzan a inculcar la limpieza bucal a sus hijos es: ¿la pasta que usan los niños debe tener flúor?  Por eso, decidimos acercarnos a un especialista en odontología pediátrica para saber la respuesta correcta.

“La limpieza de los dientes es fundamental para tener una larga y exitosa vida”, afirma la odontopediatra Guadalupe Rodríguez Sosa, por ello es necesario elegir la pasta dental adecuada para tu pequeño.

“No es importante el sabor de la pasta, ni la caricatura del empaque, tampoco el precio sino la calidad de flúor porque este elemento ayuda a fortalecer las piezas dentales”, explica la experta.

 

¿Cuánto flúor?

 

En el mercado mexicano se venden pastas fluoradas y no fluoradas, lo ideal es comprar una con el mineral (es un ingrediente natural que se encuentran en el agua) puesto que ayuda a evitar las caries, pero cuando ya apareció alguna es probable que la sane, siempre y cuando la lesión apenas comience.

Te puede interesar: Así es como la lactancia influye en el desarrollo de los dientes

“En los niños de uno a cinco años de edad, la cantidad de flúor —que se mide en partes por millón o ppm— deberá ser de menos 500 ppm y la cantidad de pasta que debemos colocar en el cepillo será del tamaño de un grano de arroz, ni más ni menos”, recomienda la experta.

Para cuando tu hijo ya pase los cinco años de edad, deberán a partir de 500 ppm pero ahora la pasta deberá ser del tamaño de un frijol. A partir de los diez años, deberás preguntarle a tu odontólogo cuál pasta es ideal para tu hijo.

 

“Cada niño es diferente porque la calidad de sus dientes depende de su alimentación, genética y salud; por ejemplo, si un niño tiene mala alimentación sus dientes estarán en riesgo de presentar alguna lesión”, precisa la entrevistada.

No te pierdas: ¿Por qué mi hijo rechina los dientes?

 

Manchas por exceso de flúor

 

Todo en exceso hace daño, y el flúor no es la excepción. “Cuando damos mucho flúor, nuestros dientes cambiarán de color con las típicas manchas blancos u oscuras, ello significa que la pieza dental tiene exceso del mineral y debemos cambiar de pasta o bien usar menos”, recomienda la experta.

“Desde que tu hijo toma leche y aún no le han salido los dientes, deberás limpiar su boca con una gasa estéril y agua hervida. A partir de que le salen los dientes de leche (entre los seis y los ocho meses) deberás usar un paño limpio húmedo cada que termine sus alimentos, y cuando cumpla los 12 meses ya deberás usar una pasta dental de acuerdo con su edad”, recomienda Rodríguez Sosa.

Te interesaría leer: Higiene bucal de bebés sin dientes

Todas las medidas preventivas que se lleven a cabo durante las diferentes edades del menor deben ser valoradas y sugeridas por un odontopediatra (odontólogo), dependiendo del grado de riesgo que cada uno tenga, basados en su alimentación e higiene bucal con el objetivo de desarrollar un plan de salud bucal adecuado.

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Autónoma Metropolitana, cerca de 80% de los escolares mexicanos tienen caries en tres piezas dentales. “La mala higiene dental, pero también la alimentación con alto contenido de azúcares genera las lesiones que debemos prevenir puesto que en la edad adulta y ancianidad son pocos los mexicanos que llegan con sus piezas dentales íntegras”, lamenta Rodriguez Sosa.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (7 votes, average: 4,43 out of 5)
Loading...