Así se desarrolla el cerebro de tu bebé

Redacción bbmundo · 18 octubre, 2017

El desarrollo de su conocimiento depende mucho de la interacción que tenga con el medio, ¡impúlsalo a aprender!

En el primer año de vida, tu bebé doblará el tamaño de su altura y triplicará su peso, ¡imagínate lo que sucede con su cerebro!

 

¿Cuándo comienza a formarse su cerebro?


La mayoría de las células cerebrales (neuronas) se forman entre el cuarto y el séptimo mes de embarazo, pero es en los primeros años de vida que su tamaño y forma cambien. Cuando tu hijo cumpla dos años, su cerebro se aproximará en un 75% al tamaño de adulto; a los seis años alcanzará prácticamente el 90% de su medida definitiva.

 

¿Nace siendo inteligente?


Aunque el crecimiento de su cerebro se produce por ciclos, el desarrollo del conocimiento dependerá mucho de la interacción que tenga con el medio. Se considera que hasta los tres años tiene la máxima plasticidad cuando las neuronas se mielizan (la mielina es una cubierta aislante de grasa que ayuda a transmitir los mensajes entre neuronas) y establecen conexiones. Durante sus primeros 24 meses creará hasta ¡dos millones de conexiones por segundo! Por ello, los primeros meses de vida de un bebé son vitales para lograr su máximo desarrollo cerebral.

Lo que llamamos inteligencia surge cuando el bebé empieza a aprender cosas y es capaz de adaptarse a situaciones nuevas. Su mente “graba” todo lo que sucede a su alrededor sin que nada se le escape; esta gran cantidad de información “grabada” de forma permanente estructura las conexiones cerebrales que le van a permitir aprender a hablar, comer solo, dejar el pañal y experimentar sentimientos y emociones.

Para ayudarlo, además de estimularlo con su entorno, procura una buena alimentación incluyendo algunos componentes que ayudan especialmente al desarrollo cerebral, como el hierro y el omega 3, contenidos en tu leche y varias fórmulas de continuación. 

Poca gente toma en cuenta la importancia que tiene la nutrición en el desarrollo del organismo. Y es que la forma de alimentarnos no solo sirve para tener huesos y músculos saludables, sino también para mejorar el funcionamiento del cerebro.

La calidad de la capacidad para memorizar, depende mucho del total de células cerebrales y la conexión que hay entre ellas. Al recaer en un aspecto físico, esta habilidad puede mejorarse notablemente con una nutrición adecuada. 

Aprende más sobre educación y alimentación en nuestro #Masterbbmundo “Escuela de supermamás”. 

 

¡Aprovecha la promoción! Inscríbete aquí 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (12 votes, average: 3,67 out of 5)
Loading...