¿Cómo ayudarle a tu hijo a armar su proyecto de vida?

Vidal Schmill · 18 abril, 2018

¿Para qué sirve un proyecto de vida, en qué les va ayudar y cuál es la diferencia entre un proyecto y metas? Vidal Schmill te dice todo lo que debes saber.

como-ayudarle-a-tu-hijo-a-armar-su-proyecto-de-vida

Para los que viven jalándose los pelos pensando en el futuro de sus hijos, nuestro experto: Vidal Schmill  les va a decir, cómo ayudar a sus críos a armar su proyecto de vida, ¿para qué sirve, en qué les va ayudar y cuál es la diferencia entre un proyecto y metas?

 

*CLIC EN REPRODUCIR EN NAVEGADOR

 

El momento ideal para empezar a plantearse un proyecto de vida es entre los 18 y los 19 años (para que elija estudios) y los 26 años (por si no se ha ido de casa). Una vez entendido esto, los siguientes puntos son clave:

• Un proyecto de vida debe ser la expresión creativa de tus talentos.

• No es tener una meta, es el “paraguas” que abarca todas tus metas. En realidad es el propósito y misión que tienes en la vida.

• ¿Por qué todo esto? Porque en la vida hay hechos y actos. Hecho es lo que ocurre fuera de tu voluntad. Acto es lo que ocurre como consecuencia de tu voluntad.

• Una vida emocionalmente sana debería tener un equilibrio entre hechos y actos, es decir entre lo que decides que ocurra y lo que te ocurre sin que lo hayas decidido.

• Hay cosas clave que no puedes dejar como hechos, y deben ser actos: estudios, actividad productiva, pareja, hijos, inversiones económicas, lugar de residencia, entre otras aspectos clave de tu vida. Por eso es necesario un proyecto de vida.

“Cuanto menos conoce el hombre el sentido de su vida,
tanto más acelera el ritmo y velocidad de ella.”
Viktor Frankl

• Una vida sin proyecto o propósito, es como la de un hámster en una rueda dentro de su jaula. Con prisa por llegar a ningún lugar claro.

 

Revisa: La importancia de que mamá tenga metas en la vida

 

• ¿Para qué sirve?

  1.  Conocerse mejor (¿quién eres? ¿quién quieres ser?)
  2. Aclarar expectativas (¿cuál es tu propósito y sentido de vida? ¿De qué forma deseas contribuir con el mejoramiento de lo que te rodea?
  3. Tomar decisiones (objetivos a corto, mediano y largo plazo y orienta tu actividad)
  4. Tener un plan de acción (pasos a dar, prioridades para el uso de tu tiempo – vida)
  5. Dar seguimiento (evaluar avances o retrocesos para alcanzar objetivos)

 

“Mucha gente gasta dinero que no se ha ganado,
para comprar cosas que no desea,
para impresionar a personas que no le agradan”.
Will Rogers

 

Conoce: ¿Cómo enseñar buenos hábitos financieros a tus hijos?

 

Momentos o etapas en las que el proyecto de vida es indispensable:

  1. Última etapa de la adolescencia (entre los 18 y los 19 años) debido a presión académica / joven adulto (alrededor de los 26 años) debido a presión económica.
  2. Madurez adulta (entre los 45 y los 55 años) debido a que los hijos se van o ya crecieron y las relaciones de pareja maduraron o tronaron.
  3. Jubilación laboral (65 / 70 años) para no derrumbarse emocional y físicamente.

El momento para ayudar a un(a) hijo(a) a plantearse un proyecto de vida (no lo ayudes a hacerlo, sino sólo a planteárselo como algo necesario) es entre los 18 y los 19 años (para que elija estudios) y los 26 años (por si no se ha ido de casa)

“Quien tiene un por qué vivir,
soporta cualquier cómo”
Frederick Nietzche

Para orientar y orientarte para plantearte un proyecto de vida necesitas por lo menos:

  1. Detectar tus actividades favoritas.
  2. Revisar y tener claridad de valores.
  3. Detectar, conocer y reconocer: ineptitudes – aptitudes – talentos.
  4. Escribir una misión personal de vida que describa brevemente para qué estás haciendo todo esto en tu vida.
  5. Elegir un campo específico de actividad productiva.
  6. Definir una estrategia general
  7. Enfrentar miedos.

“Mantente alejado de la gente que intenta minimizar tus ambiciones.
La gente pequeña de espíritu siempre lo hace, pero la gente realmente grande
te hace sentir que tú puedes también convertirte en alguien grande.”
Mark Twain

 

¿En qué estás fallando para que tu hijo sea feliz?

 

  • Evaluar profundamente continuar o corregir el rumbo.
  • Visualizar diariamente lo que deseas para tu futuro personal, familiar, social y productivo.
  • Tener todo esto en un documento base.

    “Nadie comete error más grande que aquel que no hizo nada
    porque sólo podía hacer muy poco”

Vidal Schmill, Pedagogo, especialista en Desarrollo Humano. Autor del libro “Disciplina
Inteligente”, best-seller con más de 500,000 ejemplares vendidos y “Berrinches, su manejo eficaz”.
TW: @escuela_padres // escuelaparapadres.com

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...