¿Cuándo puedo inscribirla a ballet?

Redacción bbmundo · 20 febrero, 2015

Entre los beneficios están la coordinación y el aumento de flexibilidad.

Entre las muchas actividades que puede realizar tu hija, tal vez el ballet sea de tus favoritas, pues expresa belleza, fomenta la disciplina e involucra un acercamiento profundo a la música y a la danza, pero ¿sabes si ella lo disfruta tanto como tú?

Antes de inscribirla analiza si es la opción más adecuada tomando como base su personalidad, si es tranquila o inquieta, le gusta bailar y consideras que el ritmo y la exigencia del ballet resultarían benéficos para su desarrollo. Si la respuesta es afirmativa, el siguiente paso, y sin duda el más importante, es preguntarle si le interesa practicarlo.

Lo mismo sucede su se ha despertado la inquietud de ejercerlo en tu hijo, pues contrario a lo que sucedía en otras épocas, cuando estaba catalogado como “sólo para mujeres”, cada vez es más común que los niños se acerquen a esta disciplina y tengan posibilidades de desarrollar una carrera como bailarines.

 

La edad correcta

 

Si tu hija tiene de tres a seis años, nuestra sugerencia es que la inscribas en clases de preballet, donde no realizará un entrenamiento profesional, pero sí fortalecerá su sentido de coordinación y ritmo.

Si tiene entre siete y 12, entonces puede iniciar prácticas más formales, en las cuales aprenderá posturas y movimientos básicos y avanzados, pues es hasta este periodo cuando sus sentidos de madurez y responsabilidad dan un paso agigantado y posee las habilidades físicas y psicológicas necesarias.

 

Beneficios

 

  • Mejora la coordinación
  • Aumenta la flexibilidad
  • Corrige la posturas
  • Desarrolla la concentración y memoria
  • Fomenta la disciplina
  • Optimiza la estabilidad y fortaleza en piernas, tobillos y puntas de los pies

Además quienes lo practican muestran algunas de estas características:

  • Perfeccionistas
  • Sensibles
  • Prefieren el esfuerzo personal al grupal
  • Pacientes
  • Se concentran con facilidad
  • Apasionados

Recuerda que para que un niño realmente disfrute una actividad, debe sentirse libre de elegir lo que le gusta, sin percibir que tú o tu pareja ejercen presión sobre sus deseos; si aún no se decide acércate a varias academias y pregunta si puede tomar un par de clases de prueba, esto le ayudará a descubrir si le agrada o no.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (50 votes, average: 4,22 out of 5)
Loading...