Para que no sufra el cambio de escuela

Redacción bbmundo · 16 agosto, 2017

6 tips para que tu hijo no termine pensando que el cambio escolar es una pesadilla.

Si para los adultos sobrellevar los cambios abruptos no es fácil, para los niños asimilarlos se convierte en una verdadera pesadilla. Tal es así cuando se trata de cambios escolares.

Sabemos que a veces se presentan situaciones que nos orillan a cambiar de escuela a nuestros hijos (o simplemente deben cambiar de grado escolar) y esto representará para ellos un desafío, ya que tendrán que dejar el ambiente en el que ya se sentían seguros y rodeados de amigos.

Por tanto, en este proceso de asimilación, los padres somos uno de los pilares fundamentales que puede ayudarles con comprensión y amor para que el cambio no sea algo que repercuta gravemente en su comportamiento y adaptación.

Para que tu hijo se acondicione más rápidamente a su nueva escuela, te compartimos algunos consejos:

 

 

Despacio

La integración del niño en una escuela debe realizarse paulatinamente, sin prisas ni agobios.

Es muy importante que, cuando esté decidido a qué nueva escuela se integrará, platiques sinceramente con tu hijo y le expliques la razón por la que debe dejar su escuela anterior. Puedes contarle algunos beneficios o características de su nueva escuela que sepas que le agradarán (tiene un patio grande, hay clases extracurriculares, etcétera).

 

Despedidas cortas

Cuando lo acompañes a la escuela, evita prolongar las despedidas. Trasmítele seguridad a tu hijo y evita dramatizar el momento.

Tu hijo debe estar consciente de que la escuela no es un factor que los separa de su casa o de sus seres amados, sino que es un lugar en el que también puede desenvolverse y aprender.

 

Objetos de apego

Para que la añoranza al hogar o a sus viejos amigos no sea un factor que complique su adaptación escolar, puedes permitir que tu hijo lleve algún objeto de apego para que se mantenga unido a lo que ama.

 

Adaptación por tiempos

Si tu hijo es muy pequeño, puedes llevarlo tan solo unas horas a la escuela y, poco a poco, ir aumentando el horario de estancia. No olvides que cada niño tiene un proceso de adaptación diferente, por lo que no debes exigirle que ame su nueva escuela al primer día.

Motivación

Sabemos que la preocupación podrá ser parte de tus sentimientos al cambiar a tu hijo de escuela. No se la demuestres.

Lo más recomendable es que motives a tu hijo a disfrutar esta nueva experiencia porque le dejará grandes aprendizajes y que le des palabras de aliento recordándole que puede conseguir el éxito en cualquier lugar siempre y cuando se esfuerce.

 

Confianza

Al salir de la escuela, dedícale tiempo a tu hijo. Ya sea jugando, coloreando, escuchando música o preparado la comida. Anímalo a que, durante ese tiempo de calidad, comparta contigo las experiencias que aprende en la escuela y demuestra alegría y entusiasmo por sus progresos.

 

Contacto con las autoridades escolares

Siempre que lo consideres necesario, platica con la profesora o profesor de tu hijo para que resuelva tus dudas y sobre cualquier aspecto extraño que observe en tu hijo.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...