10 Claves para una infancia feliz

Evelina Valdés · 30 abril, 2018

No hay papá en el mundo que no desee la felicidad para sus hijos. Para ayudarte, Evelina Valdés nos deja 10 claves para que los niños tenga una infancia feliz.

10-claves-para-una-infancia-feliz

Enseñar a tus hijos a ser felices es más fácil de lo que te imaginas, sólo tienes que realizar hábitos cotidianos que promuevan un estado de contentamiento, autoaceptación y valía. Niños felices que experimentan bienestar, seguridad, confianza, sentido de logro y pertenencia se convierten en adultos exitosos tanto en lo personal como en lo profesional.

Estos son los 10 tips para criar niños felices:

 

  1. Reír. – La risa es sinónimo de felicidad y es la manera en que más se contagia. Aún cuando al principio la risa sea forzada, al reír generas en el cerebro estados placenteros y de tranquilidad. Provoca la risa en tus hijos, cuenten chistes, vean películas cómicas, háganse cosquillas. Reír los hará optimistas y felices.

 

  1. Mantener la calma. – Ser padre es un trabajo estresante, es fácil caer en la irritabilidad y la impaciencia. Desarrolla tus habilidades para regular el estrés, realiza actividades que te resulten placenteras, cuida de ti. Tus hijos moldean sus conductas a partir de lo que observan, enséñales a manejar el estrés de manera sana.

 

  1. Mover el cuerpo. – Hagan deporte diariamente. Al levantarse, antes de hacer la tarea o en cualquier momento, brinquen, bailen, corran; mover el cuerpo cambia el estado de ánimo y favorece una visión positiva de las cosas.

 

Checa: 5 deportes para desarrollar la psicomotricidad de tus hijos

 

  1. Ser amable. – Ser amable y generoso nos hace sentir bien con nosotros mismos e incrementa la autoestima. Tengan actos de amabilidad entre los miembros de la familia, de la escuela, de la comunidad. Enseña a tus hijos a través del ejemplo: sostén la puerta para que otra persona pase, cede tu lugar en la línea de la caja del supermercado, deja pasar a un peatón, hay muchas maneras en que podemos practicar la amabilidad. De acuerdo con su edad tus hijos podrán realizar actos de amabilidad y guíales a reconocer lo bien que se siente ayudar a otros.

 

  1. Ser agradecido. – Cada día dibujen o escriban tres cosas buenas que les hayan sucedido y por las que deseen dar gracias. Son esos pequeños detalles que hacen que la vida valga la pena. Por ejemplo: haber ido al parque, saludado a un amigo, ver la puesta del sol, un helado. Siempre hay cosas buenas por las que dar gracias aún en un día difícil. También expresar agradecimiento a nuestros afectos fortalece el vínculo y mejora nuestras relaciones interpersonales.

 

  1. Haz una pausa. – Vivimos con agendas saturadas tanto los padres como los hijos, entre trabajo, escuela y clases extras. Detenerse por breves instantes en el transcurso del día hará que el estrés no los rebase y podrán enfocar la atención. Programa pausas de tres minutos en diferentes momentos del día y simplemente dense cuenta de la temperatura del medio ambiente, escuchen los sonidos que les rodean, sientan su respiración, observen las nubes pasar. Quédense quietos unos instantes y experimenten la belleza del momento presente.

 

Conoce: 10 efectos de una infancia complicada

 

  1. Regular las emociones.- Enseña a tu hijos a identificar y nombrar la emoción que están experimentando, utilizando un tono de voz y un lenguaje corporal que le provoque tranquilidad pero sobre todo contención, pregúntale ¿Te sientes enojado(a), triste? Dale opciones de emociones que tú consideres está experimentando. Empatiza con él o ella diciendo: Yo también me sentiría así si me sucediera lo mismo que a ti. Dirige su atención a las sensaciones del cuerpo e invítalo a respirar lentamente, hacer burbujas de jabón es una excelente estrategia. Indícale que se dé cuenta cómo con cada burbuja la emoción se va yendo, porque las emociones son pasajeras llegan y se van.

 

  1. Retrasar la gratificación.- No les des todo lo que te piden, enséñales a esperar y a manejar la frustración por no obtener lo deseado en el momento en que lo deseen. Aprender a no caer en la tentación de una satisfacción inmediata está relacionada con logros académicos, control de impulsos y conducta financiera responsable en la edad adulta.

 

  1. Fortalece los vínculos afectivos.- Mantengan la comunicación y la cercanía con otros miembros de la familia o amigos. Cada día llamen o manden un mensaje a alguno de sus afectos, los niños aprenderán a identificar a su red de apoyo, a su tribu, esto les hará sentirse seguros y protegidos. Hagan juntos álbumes de fotografías, recuerden momentos felices y también los difíciles o dolorosos y lo bien que se siente ser acompañado por las personas que amamos.

 

10. Brindar amor incondicional.- Hazle saber y sentir a tus hijos que los amas por lo que son y no por lo que hacen. Eres el muelle al que siempre podrán atracar en busca de consuelo, amor y felicidad.

Practica cada día estos hábitos y pronto notarás que la felicidad es la forma en que tu familia ha elegido vivir la vida.

 

Eve Valdés
Psicóloga de la Universidad Iberoamericana. Especialista en Psicofisiología y Mindfulness.
Dedicada a enseñar a las familias a crear condiciones de paz y tranquilidad que favorezcan el florecimiento de la mente humana.
Facebook: Mente Sapiens
Twitter: @MenteSapiensDF
Email: mentesapiens.df@gmail.com

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (18 votes, average: 4,61 out of 5)
Loading...